);

Escápula alada. Causas y qué puede hacer la cirugía.

Parálisis del músculo trapecio

La clásica causa de escápula alada está producida por una lesión de los nervios accesorio espinal o torácico largo, que llevan la inervación a los músculos trapecios y serrato anterior respectivamente. Esta lesión provocará una parálisis de dichos músculos, que son los encargados de mantener la escápula es su posición correcta asociada íntimamente con la parrilla costal.

El nervio accesorio espinal inerva el músculo trapecio, situado en la región posterosuperior del cuello y el tronco, y subdividido en tres fascículos. Cada uno de ellos se encarga de una función específica en el ritmo escapulohumeral. La lesión de dicho nervio provocará una parálisis del músculo, conllevando una falta en su función. La parálisis del fascículo superior provocará un descenso de la escápula, que se suplirá en parte por el músculo elevador de la escápula, inervado por el nervio dorsal de la escápula. La parálisis de los fascículos medio e inferior serán responsables de una inestabilidad del margen medial del omóplato, con su consiguiente desplazamiento a lateral y la desaparición del movimiento de retracción escapular.

 

Parálisis del músculo serrato anterior

El músculo serrato anterior recibe su inervación del nervio torácico largo, y es considerado un elemento clave en al articulación tóracoescapular. Se sitúa en la cara anterior del omóplato, y forma el nexo real entre el esqueleto axial el apendicular, y eleva el margen súpero externo de la escápula hacia, elevando así la extremidad, y facilitando la proyección en tres dimensiones del espacio de la mano. Clínicamente, la parálisis del músculo serrato mostrará con la flexión del hombro, una protusión del ángulo inferior de la escápula, con lo que el ángulo superoexterno no se elevará de forma adecuada, la articulación glenohumeral se orientará hacia inferior, por lo que no se elevará la extremidad superior. El tubérculo mayor del húmero chocará de forma prematura con el acromion, y el manguito de los rotadores sufrirá una sobrecarga. Los pacientes referirán dolor posterior, fatiga muscular y dificultad para elevar la extremidad.
Las causas de la lesión nerviosa pueden ser traumáticas, infecciones virales, neuritis plexuales, e iatrogénicas, producidas durante otro acto quirúrgico en la región.

Los métodos utilizados para la estabilización escapular en estos casos son variados; la artrodesis escapulotorácica o la tendodesis pasiva se usó en el pasado, pero no es aconsejable por el déficit funcional y dolor residual que acompañan. La cirugía microquirúrgica permite una reconstrucción anatómica de la lesión, ya sea mediante sutura directa del nervio o con el uso de injertos nerviosos extraídos de otras localizaciones. En algunos casos cuando la reconstrucción microquirúrgica no es posible, se deben utilizar transferencias tendinosas (cambio de localización de un músculo: angular-protrapecio, dorsal ancho-protrapecio, trapecio contralateral, pectoral mayor-proserrato…) como cirugía paliativa. Son cirugías de elevada complejidad, que deben ser llevadas a cabo por cirujanos expertos. La no resolución de la patología, conllevará contracturas musculares cervicodorsales, lesión del manguito de los rotadores del hombro, con el déficit funcional asociado. La recuperación será adecuada tras un periodo de inmovilización y posterior rehabilitación, específica según el caso.

escapula alada

 escapula aladaResultado postoperatorio de paciente, que presentaba una escápula alada consecuencia de una parálisis del músculo serrato anterior

 

Ausencia muscular congénita

En otras ocasiones, la escápula alada se presenta con una ausencia congénita de alguno de los grupos musculares implicados en la articulación toracoescapular, ya sea de forma única o presentándose en conjunto con otras lesiones en forma de síndrome. Es el caso de la ausencia congénita de músculo trapecio o del músculo serrato. Deberá hacerse un estudio detallado, y un diagnóstico preciso. Se planteará una cirugía de reconstrucción microquirúrgica mediante transferencia muscular de trapecio contralateral o de pectoral para sustitución de serrato. Son lesiones raras, que presentan pocos pacientes, y que requerirán cirugías altamente demandantes, por lo que el equipo quirúrgico debe ser especializado.

 

Deformidad de Sprengel

La escápula alada congénita o deformidad de Sprengel (escápula no descendida) es el resultado de la falta de migración distal de la escápula durante el período embriológico. Asocia otras deformidades: fusión costal, costilla cervical, espina bífida, alteraciones renales… Clínicamente se aprecia un hombro asimétrico, con una escápula entre 1 y 12 cm más arriba de lo normal. Provoca alteraciones cosméticas y funcionales, con limitación de la separación del brazo (abducción) e inestabilidad del hombro.

Hay diferentes grados de deformidad. En los grados más leves se puede considerar una opción a la terapia conservadora, con fisioterapia pasiva y activa específica. Si la deformidad es moderada o grave deberá considerarse el tratamiento quirúrgico.

Con la cirugía de la deformidad de Sprengel se pretende no solo la corrección estética de la falta de migración escapular, sino también la recuperación funcional y la mejora de la clínica álgica del paciente. Se procede a desinsertar los músculos superomediales y eliminar las uniones óseas entre la escápula y la columna vertebral si las hubiera, seccionar de la misma maneras las bandas fibrosas si se presentaran, desplazar la escápula en sentido distal hasta su posición natural, y reanclar los músculos de tal manera que mantengan la posición adecuada.

 

Miscelánea

Otras patologías que pueden presentarse con escápula alada son los tumores escapulares, las fracturas y defectos de consolidación de fracturas escapulapulares, las bursitis e inestabilidades glenohumerales y las lesiones degenerativas glenohumerales.

En todos estos casos deberá hacerse un diagnóstico de certeza con una exploración clínica cuidadosa y las pruebas complementarias requeridas.

tumor escápula

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies