);

Parálisis braquial obstétrica. Fisioterapia y apoyo psicológico

En la parálisis braquial obstétrica la fisioterapia es fundamental en el periodo postoperatorio.

La intervención de la familia es básica en este aspecto del tratamiento de la parálisis braquial obstétrica. Los padres pueden contribuir a mantener las articulaciones redondas y evitar deformidades articulares realizando ellos mismos parte de la fisioterapia. Para ello es fundamental su formación en el tratamiento articular del recién nacido mediante: tutorías docentes de los movimientos y ejercicios específicos para cada niño; soporte profesional en zona de residencia en tres sesiones semanales de fisioterapia, y contacto directo e individualizado con los profesionales para la indicación de la terapia adecuada a cada tipo de parálisis obstétrica, según reconstrucción y evolución.

Los padres deben superar la angustia inicial. Entender y confiar en que es un problema que tiene solución y, sobre todo, contactar en el primer mes con el cirujano para entender el tipo y alcance de la lesión.

El reto es llegar al tercer mes de vida correctamente informados, preocupados, pero con la confianza en la resolución del problema.

En aquellos casos en que la evolución espontánea  no sea suficiente para resolver la parálisis, hay que asumir la indicación quirúrgica como la primera gran decisión que se toma para resolver la situación. Si la parálisis persiste, la reconstrucción microquirúrgica es la única opción para asegurar un resultado encaminado a la curación y funcionalidad de la extremidad superior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies